Nuevos solos de Alex Honnold en Yosemite

Publicado en por ANQAM Escalada

Alex Honnold se ha convertido en el mayor especialista de solos en Yosemite. Sus últimas apuestas con el vacío han sido Cosmic Debris (8a), Heaven (7c) y Alien (7b).

 

honnold 1En junio realizó una de las mejores ascensiones del año en Yosemite con su solo a The Phoenix (7c+). Pero su afición a cargar únicamente con los gatos y el magnesio viene de hace unos años. Entre sus ascensiones en solo integral más sonadas destacan los 300 m de Astroman y la cara norte del Rostrum, Yosemite, ambas en el mismo día; la Regular de la cara noroeste del Half Dome, y Moonlight Buttress 350 metros con largos de hasta 7b+ en la rojiza arenisca de Zion, Utah, en 2008.

El 22 de septiembre, Honnold escaló sin cuerda la clásica fisura de dedosCosmic Debris, y de Heaven (7c), un corto desplome pero emplazado sobre un intimidante vacío, coronando el Glacier Point (una ruta de Ron Kauk que ya fue escalada en solo por Dean Potter en 2005); sorprende de esta última que Honnold la escalara ¡a vista!, con la información de Mason Earle. “¡Vaya aventura!”, escribe Alex en su ranking de 8a.nu.

Como “calentamiento” para las anteriores, Alex se hizo los 600 m de Direct north buttress de Middle Cathedral y la clásica Alien (7b), de nuevo sin asegurador, así como los 20 largos de Ho Chi Mihn Trail. Cuando bajó deHo Chi Mihn comentó: “Cómo mola hacerse un muro de 600 metros antes de comer”.

‘Cuando escalas bien, el miedo desaparece’
Honnold, californiano, de 26 años, reconocía en una entrevista concedida a la revista americana Alpinist, que posiblemente el origen de su afición a los solos tuvo su origen en las historias que de pequeño oía de los escaladores legendarios del Valle, como Peter Croft, John Bachar y el resto de Stone Masters. “Imagino que entonces pensaba que era algo guay”, decía Alex. “Las razones por las que escalo en solo son muy diferentes ahora. Antes yo era más miedoso, me encantaba escalar pero me asustaba en los techos y cometía errores tontos, como perder buenos apoyos de pie y cosas así. Aun así, las sensaciones eran emocionantes y eso me hacía regresar a las paredes”. Concluye Honnold: “Cuando escalas bien, el miedo desaparece”.

La anécdota
Después de ver en algunas fotos a Alex escalando con su reproductor de mp3, le hemos escrito para pedirle una playlist que, de alguna forma, nos metiera en su pellejo y nos llevara a las repisas perfectas del Half Dome. Esta ha sido su respuesta: “Ahora ya no escucho música mientras escalo. La música es una forma de distraerte, de trasladarte a otro lugar, y yo intento vivir plenamente la experiencia en lugar de evadirme”

 

 

Fuente: desnivel

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post