Una expedición asciende un tresmil virgen en el Ártico

Publicado en por ANQAM Escalada

GROENLANDIA

Seis alpinistas británicos y dos rusos realizaron la primera ascensión conocida de un pico de una altitud de 3.150 metros del este de Groenlandia que han querido bautizar como Mt. Augustine Courtauld. Se sitúa al sureste del Gunnbjornsfjeld, el pico más alto del Ártico.

view on mount augustine in east greenland from the west mayLa expedición coliderada por los británicos Ian Baarker y Mark Basey-Fisher, y que contaba también con la participación de sus compatriotas Warren Allen, Julian Cooper, Mark Morrison y Sebastian Sloane, además de los rusos Maxim Bouev y Andrey Pogudin, viajaron al este de Groenlandia el pasado mes de mayo. El valor de su actividad radica en el hecho de tratarse de la última alta montaña que se mantenía inescalada en la zona.

Los alpinistas iniciaron su actividad con la ascensión de la arista Suroeste del Gunnbjornsfjeld (3.694 m), conocido también como Hvitserk y que es el pico más alto de las Watkins Mountains, en la región este de Groenlandia. Después de ese primer éxito, decidieron modificar sus planes, que pasaban por intentar ascender a la segunda y tercera montañas más altas del lugar, Dome (o Qaqqaq Kersahw, de 3.683 m) y Cone (Qaqqaq Johnson, de 3.669 m). Según informa The British Mountaineering Council, se sintieron irresistiblemente atraídos por otro tresmil que les constaba como inescalado, situado al sureste del campo base del Gunnbjornsfjeld, en la parte media de un glaciar tributario del glaciar Wooley.

CRONICA DE LA ASCENSION.

De hecho, dicha cumbre no había sido identificada y fotografiada hasta 2009. Una expedición liderada por Paul Rose intentó el año pasado hacerse con la primera ascensión, pero la gran cantidad y profundidad de nieve blanda en el recorrido se lo impidió.

Aunque, a tenor de las fotografías, la nieve también era muy presente este año, la expedición consiguió su objetivo. Después de instalar un campo base avanzado sobre el mismo glaciar, los alpinistas tuvieron que escalar un couloir bastante escarpado, plagado de grietas y amenazado por grandes seracs. Según cuenta The British Mountaineering Council, una vez superado ese cuello de botella, alcanzaron la base de la corta arista SSO, donde encontraron nuevos obstáculos.

En este caso, el problema tomó la forma de una torre rocosa de 18 metros, que impedía el acceso a la cresta superior. El grupo necesitó un par de horas de escalada sobre nieve y terreno mixto de hasta 60º a través de su parte izquierda hasta poder llegar a la cresta cimera y hacer cumbre.

Tras regresar al campo base, hablaron sobre el nombre con el que bautizarían la montaña. Finalmente, se decidieron por el Mt. Augustine Courtauld, primer alpinista en alcanzar la cumbre del Gunnbjornsfjeld en 1935, aunque dicha denominación quedará de momento sin oficializar. Se da la circunstancia de que ya existe otra cumbre con ese nombre en la Antártida.

 

Fuente: The BMC

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post