Mina Markovic, doble campeona de la Copa del Mundo de Escalada

Publicado en por ANQAM Escalada

ENTREVISTA

La escaladora eslovena acaba de proclamarse campeona de la Copa del Mundo por segundo año consecutivo. Hablamos con ella para conocerla un poco más, tanto a nivel deportivo como personal. Encontramos una mujer fuerte, que sabe lo que quiere y disfruta luchando por ello.

Isaac Fernández - Viernes, 23 de Noviembre de 2012 - Actualizado a las 05:56h.

 

kranj2012-2_1.jpg

 

Mina Markovic acaba de conseguir su segundo título de Copa del Mundo de Dificultad consecutivo. Además, también ha sumado su segunda victoria en la clasificación de la Combinada, que tiene en cuenta los resultados de la Copa del Mundo de Dificultad y de la Copa del Mundo de Búlder (donde fue cuarta). Ha cimentado su triunfo en una gran regularidad: ha vencido en tres de las nueve pruebas del circuito y no ha bajado ni una sola vez de la cuarta plaza; en búlder, este año ha conseguido su segunda victoria internacional.

 Y todo ello en un año en el que ha tenido que lidiar con una preocupante lesión, al romperse un dedo justo antes de los Campeonatos del Mundo de París. Esa es, precisamente, la espinita que le ha quedado de la temporada 2012, el hecho de no poder pelear por el título de Campeona del Mundo. Un título que la situaría sin discusión como la mejor escaladora eslovena de la historia en competiciones, por delante de nombres tan relevantes como los de Maja Vidmar o Martina Cufar.

 Hablamos con Markovic para conocerla un poco mejor, ya que poco trasciende de su figura más allá de los plafones de las compes. Y descubrimos una personalidad incluso más fuerte que su físico y más sólida que su técnica. Una mentalidad indestructible que la lleva a superarse constantemente, sin perder la cabeza, la sencillez en el trato y, lo que es más importante para ella, la ilusión por lo que hace.

 

¿Cómo sienta este segundo título de la Copa del Mundo? ¿Y el hecho de conseguirlo en casa en Eslovenia?

Tengo que admitir que subir por segundo año consecutivo en lo alto del podium de la Copa del Mundo de Dificultad y de la Combinada (dificultad + búlder) me hace sentir realmente bien. Pienso que es un premio muy bonito por todo un año en buena forma y fuerte de mente. Para mí, este año fue un poco diferente. Quizás más duro, pero también más satisfactorio. Durante la temporada, no todo fue tan rodado como en el año anterior; después de lesionarme (un dedo roto) me resultó bastante duro escalar al nivel de antes de la lesión, porque mi forma cayó un poco… o mucho. Así que tuve que adaptarme realmente rápido y luchar más de lo que estaba acostumbrada. Pero echando la vista atrás, pienso que fue una experiencia verdaderamente ‘buena’, gané muchísima experiencia que dudo que pudiera haber obtenido en una situación normal. También fue un gran desafío mental, especialmente en las últimas pruebas, y tengo que reconocer que incluso fue sorprendente para mí lo concentrada y fuerte que estuve mentalmente.

 

¿Cómo describirías la temporada?

A parte de lo que ya he comentado en la respuesta anterior, la temporada de la Combinada ha sido larga, muy exitosa y con montones de buenas lecciones de vida. Creo que también he hecho un gran paso adelante en búlder, de lo que estoy realmente contenta. Sólo me arrepiento de haberme perdido los Campeonatos del Mundo de París y el Master de Arco… Aunque todavía quedan retos para el año que viene!... De todos modos, creo que saltarme esas dos competiciones fue una decisión correcta y aceptable en esa situación. No obstante, ver París desde casa, haciendo ejercicios de recuperación y escalando en el plafón de mi casa no fue nada fácil.

 

¿Y tus principales adversarias? ¿Qué piensas sobre Jain Kim y el resto?

Las chicas están claramente muy fuertes. No sólo Jain, sino también las jóvenes que están subiendo, y algunas todavía muy jóvenes que vuelven (Momoka Oda, Johanna Ernst, Hélène Janicot, Magdalena Röck, Maja Vidmar…), el abanico de chicas fuertes es probablemente cada año más amplio. Sobre Jain, creo que es claramente una escaladora muy fuerte, con una técnica realmente buena y ‘feeling’ por la escalada.

 

Comentabas que te lesionaste justo antes de los Campeonatos del Mundo, ¿cómo fue ese periodo para ti?

Como he mencionado anteriormente, realmente no fue nada fácil. Pero en ese momento, la única solución para mí, si quería intentar hacer algo después durante el año, era no competir. Todavía quedaban más de la mitad de pruebas de la Copa del Mundo. Los Campeonatos del Mundo estaban programados unas dos semanas después de que me rompiera el dedo, y el hueso no estaba curado en ese tiempo. Pocos días después de la competición podía escalar, pero no podía agarrar todos los tipos de presas. E incluso me arriesgaba a empeorar la lesión si hacía el movimiento equivocado (el hueso no se rompió limpiamente, sino que quedó una pequeña parte separada del resto; los doctores incluso pensaron en utilizar un tornillo u otros métodos para fijarlo, aunque finalmente gané yo y salí del hospital con una férula, aunque con el riesgo de que al agarrar mal una presa o hacer demasiada presión en el dedo ese trozo de hueso pudiera separarse más antes de que empezara a calcificar)… Después de una semana y media, decidí ir a la siguiente Copa del Mundo en Puurs, donde experimenté una de las mayores luchas de toda mi vida en una vía. Creo que mi cabeza me llevó unas presas más arriba. Con esta mentalidad (más fuerte que nunca) tuve que escalar unas cuantas competición más, ya que tenía dudas sobre el dedo y mi estado de forma.

 

Hablemos un poco más sobre ti. ¿Quién es Mina Markovic?

Tengo 24 años, a punto de cumplir 25. Vivo en Ljubljana, la capital de Eslovenia, aunque nací en Ptuj (una pequeña ciudad en otra parte del país) y entreno en Škofja Loka. Estoy totalmente comprometida con la escalada, que para mí lo significa todo: mi vida, mi entorno social, deporte, entretenimiento, una forma de vivir y de pensar. Disfruto el deporte de la escalada, la gente, la atmósfera… Creo que los últimos años puedo llamarme a mí misma escaladora ‘profesional’, pero honestamente nunca me he sentido de ese modo. Me gusta escalar. Amo escalar. Es un placer y una recompensa diaria para mí.

 Por otro lado, también voy a la universidad (actualmente realizo las prácticas en psicología) y pienso que invertir en algo de educación ‘oficial’ es muy importante y una base obligada para el futuro.

 

¿Cuándo y cómo empezaste a escalar?

Empecé con 10 años, pero todo era muy nuevo entonces en mi ciudad. Recuerdo haber empezado a escalar en un muro de 8 metros de altura y 4 metros de ancho, con cuatro vías que nosotros (cinco niños) estuvimos escalando durante los siguientes nueve meses (las mismas). Pero me gustaba escalar y continué… Vale, más adelante pusieron algunas vías nuevas, en año y medio conseguimos también un pequeño búlder y recibimos alguno de formación del primer entrenador. No empecé demasiado intensamente, pero mi progreso fue lento aunque sólido y seguro.

 

Con el tiempo, conocí a más gente, empecé a escalar en roca o en otras ciudades cercanas y mi nivel de escalada y de amor por este deporte fue creciendo, así como el límite de dureza de las vías que hacía. Por otro lado, de niña me gustaban mucho los deportes y siempre practicaba alguno, pero me aburría rápidamente y cambiaba de deporte después de medio año o así. Pero la escalada me atrapó.

 

Como se desprende de tu título de la Combinada, eres muy buena también en búlder. ¿Cuál de las dos disciplinas prefieres?

Diría que me gusta más la dificultad, pero –especialmente los últimos años- he encontrado divertido también el búlder! Quizás prefiero la dificultad porque empecé con ella, o sencillamente porque dura más –cuando empiezas una vía, estás más tiempo en ella, tienes un solo intento, una oportunidad y debes concentrarte y ponerlo todo en ella. De todos modos, como he dicho, también el búlder me gusta y cada año más. Especialmente, lo encuentro veraderamente divertido en la roca!

 

¿Escalas también mucho en roca o sólo a veces?

Ahora mismo, mis días de escalada al aire libre están bastante limitados a unos pocos viajes al año con el equipo o amigos, y a algunos días durante el año. Es todavía algo en lo que quiero mejorar!

 

¿Cuáles son tus mejores encadenamientos en roca?

Claramente a vista, porque sólo me gusta desafiarme en vías nuevas e intentarlas duramente. Y me gusta el hecho de que cada vez sea una línea nueva, diferente y única. Así que mis mejores encadenamientos son un 8b/+ a vista y algunos 8b’s. Para el punto rojo, todavía no soy capaz de convencerme para ir a estudiar una vía, pero estoy segura de que cuando una de las duras capte mi atención, ¡lo pondré todo en ella!

 

¿Cómo te defines como escaladora?

Actualmente, soy una escaladora más bien orientada a la competición y, en consecuencia, dedico más tiempo en el plafón y a cubierto. Pero cuando llegue la hora o cambié mi foco, vais a oir mucho más de mí en roca seguro! Por otro lado, creo que soy una escaladora muy polivalente, que combina bastante bien fuerza-resistencia y técnica, e intenta adaptarse al estilo que la vía requiere.

 

Y ahora, ¿qué viene?

Por ahora, estoy tomándome un pequeño descanso después de todo el año escalando, entrenando, compitiendo y viajando. Eso no siognifica que no escale nada, pero todo es más relajado y fácil. Después de un gran año como este, que he disfrutado tanto, ¡creo que también me lo merezco!

 

¿Cuáles son tus objetivos de futuro?

Por supuesto, continuaré escalado y ya veréis y oiréis sobre mí en competiciones, roca y por todo el mundo!

 

Fuente: www.desnivel.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post