Beat Kammerlander: “La escalada tiene que ser un poco peligrosa

Publicado en por ANQAM Escalada

El austriaco Beat Kammerlander es uno de los personajes más respetados en el mundo de la escalada. Pocos escaladores de alto nivel hablan mal de este hombre, de trato afable y risa fácil aunque profunda, dispuesto siempre a ayudar a otro colega escalador. En esta entrevista reflexiona acerca de varias cuestiones relacionadas con la escalada y cuenta cuáles son sus proyectos actuales. Y es que a sus 52 años, sorprende su motivación por continuar haciendo cosas nuevas y escalando en roca y en hielo.

En tu presentación decías que habías vivido un proceso desde la máxima dificultad, después el solo integral para terminar con la escalada limpia. ¿Cómo ha sido este proceso?
Siempre me ha gustado que la escalada sea un poco peligrosa. Tiene que ser peligrosa, de otro modo no sería interesante. Para mí, siempre se trató de descubrir nuevos proyectos, encontrar nuevas vías, intentar no poner demasiado parabolts en ellas, con algunos alejes… Para mí esto es muy importante en la escalada. Pero los solos no tienen nada que ver con las cosas que he hecho después, desde que empecé con la escalada tradicional… He estado muchas veces en Indian Creek o en otros lugares de Utah, donde tienes que colocar el material por tu cuenta. Lo primero que piensas es que eso es peligroso y que cómo te lo vas a hacer. Pero puedes aprenderlo perfectamente… Puedes llegar a hacer algo peligroso de forma segura, a través de tu aprendizaje. Es una cuestión de táctica y técnica y de no hacer estupideces. Si tienes el sentimiento de que no puedes hacerlo, no lo hagas. Tienes que aprenderlo mejor hasta que sientas que puedes hacerlo. Creo que es muy importante esperar hasta el momento adecuado, no hacerlo cuando tienes un mal sentimiento. Eso sería escalar para los demás y no para ti. Para mí, eso es muy importante: escalar para mí y no competir con los demás. Siempre ha sido así; nunca me ha importado lo que hacían los demás, y cuando tengo una idea voy a por ella.

En tu presentación, el vídeo con tu escalada en solo integral deMordillo en 1998 impresionó mucho al público. ¿Cuáles son las sensaciones en el solo integral? ¿Por qué lo escalaste en ese estilo?
Durante muchos años, pensé que podía hacer esa vía con toda la seguridad, pero sé que la escalada en solo integral tienes que poner mucha más energía para estar seguro, con lo que es otro juego. En este caso, me di la opción de escalar diez metros, porque sabía que después de esos diez metros podía destrepar –no hubiera sido fácil, pero lo podría haber hecho- si hubiera tenido un mal feeling. Así que me dije a mí mismo: “Lo intentas; empiezas y entonces, si estás totalmente concentrado y estás en la línea, adelante, pero si no te sientes bien, no sigues”.

Pero después de aquella ascensión, ya no hiciste ningún solo integral más…

No, paré de hacerlo. Hice algunas cosas duras en montaña, también expuestas. A veces, cuando escalas en montaña, hay partes en las que tienes un sentimiento parecido al del solo integral, ya que está en juego la vida.

¿Sigues motivado en nuevos proyectos?

Sí, sí. Siempre estoy con nuevos proyectos. Ahora mismo, estoy trabajando en una nueva vía. No acaba de salir como había planeado; estoy escalando esta vía sin parabolts, en la que puedo escalar muy arriba, muy cerca de un punto en el que podría alcanzar la reunión, pero siempre caigo… Podría poner un parabolt antes y quizás la podría escalar, pero esto no es un juego. Es posible hacer esa vía de esta manera; tienes que tener más paciencia, entrenar más… Tengo que volver en un mejor estado de forma e intentarla otra vez.

La virtud de la paciencia no es demasiado común hoy en día…
Ya lo sé, ya. En mi caso, no tengo la presión de dar un titular cada año. Y eso es bueno a una cierta edad, en la que puedes mirar atrás, y también escuchar las reflexiones de los demás… porque ellos te respetan mucho más. Si siempre haces pequeñas cosas y hablas demasiado sobre ellas, eso te hace un poco extraño a ojos de los demás.

La última vía que mostrabas en tu presentación es una que intentas escalar limpia y que levantó cierta controversia por el hecho de que quitaste varios parabolts. ¿Puedes explicarlo?
Sí. Yo mismo abrí esa vía muchos años atrás, quizás quince. Era una vía de 8b+ que nadie repitió nunca. Yo tenía en mente que sería algo loco escalar esa línea limpia, el problema es que ya estaba equipada… pero podía seguir imaginando que sería posible escalarla sin esos parabolts. Como ya había hecho mucha escalada tradicional, tuve la idea de intentar echar un vistazo a ver si era posible. Allí empezó el proceso, entrené para ello, adquirí la forma necesaria y empecé a escalar, viendo la ubicación del material: primeros diez metros, sin seguros, pero después tres seguidos sin problema, después en la fisura los emplazamientos no son muy buenos y una caída puede arrancar tres cacharros e ir a parar al suelo. Si hubiera sido un highball, no hubiera habido problema, porque no lo piensas; si te caes te haces un poco de daño pero no te matas. Fue un largo proceso, llegar al punto de decir “ok, ahora puedo hacerla con seguridad”. Sólo pude superar ese bloqueo mental escalando con dos cuerdas y dos aseguradores, en un sistema un poco extraño.

En los últimos meses hemos conocido otras experiencias equiparables, aunque sin desequipar las vías, es decir, gente que escala vías de deportiva sin usar los seguros, como Arnaud Petit. ¿Qué te parece?
He visto el vídeo de Arnaud Petit y me parece asombroso.

¿Te parece que ese pueda ser un nuevo camino para la escalada?
Por supuesto, lo mejor sería encontrar esas líneas sin parabolts, y entonces abrirla de esa manera. Eso sería lo máximo.

Pero, en el caso del que hablamos, ¿escalar de forma limpia una vía previamente equipada?
Para mí, eso no sería demasiado motivante. Si ya hay parabolts… De todos modos, hay muy pocas vías como esta, en las que valga la pena discutir sobre si quitar los parabolts o no. Porque hay miles de escaladas duras y todas están bien protegidas. Y si sólo existen unas pocas que se puedan escalar con material, creo que se debería poder hablar con la persona que la hubiera abierto para ver si hay la posibilidad de quitar los parabolts o no… pero esa es una tarea para los locales.

El derecho de quitar esos parabolts, ¿corresponde a la persona que abrió la vía? Ese tema causó algo de controversia en el turno de preguntas de tu presentación…
Yo sé que hice algo que no es totalmente correcto, con eso de quitar los parabolts. Pero sentí que tenía que hacerlo, porque estaba muy centrado en ello y era mi vía…

Hablando con varios escaladores sobre Beat Kammerlander, lo primero que dicen es que “es mi amigo”. ¿Tienes muchos amigos escaladores? ¿Es algo importante para ti?
Sí, sí, tengo muchos amigos. No todos los escaladores son amigos, pero tengo muy buenos amigos escaladores, como Pietro dal Prà, Dean Potter, Ivo Ninov… Los hermanos Pou también me gustan mucho, y me han visitado un par de veces y les he dado apoyo e información sobre cuál puede ser un buen proyecto para escalar en libre, qué vía está encadenada o qué podría resultarles interesante. También estuve con Patxi Usobiaga este año, me visitó y lo pasamos muy bien...

Has hablado de escaladores más jóvenes que tú, ¿a qué escaladores jóvenes sigues o respetas más?
Adam Ondra, para mí es dios ahora mismo. No es sólo que pueda escalar tan duro, sino es que además es listo y tiene la capacidad de mejorar, con una gran motivación, es una muy buena persona. También los hermanos Anthamatten, que hacen unas actividades guapísimas en estilo alpino. La primera vez que los conocí fue en Indian Creek, y estos chavales iban a por todo; te daba la sensación de que no necesitaban nada de confort, dinero ni nada… solo escalar. He estado muchas veces en Estados Unidos… otro es Didier Bardot, que se quedaba en Indian Creek sin coche con el peor tiempo… y allí necesitas coche, porque necesitas agua… y empezaba a nevar pero él se quedaba igualmente. Todos los escaladores se iban y le decían si quería que lo llevasen, pero el les decía “oh, no, yo me quedo…”

¿Cuál crees que va a ser el siguiente paso en la escalada?
Hay muchos caminos ya existentes hoy en día, como lo que Ueli Steck hace en alpinismo, que es impresionante; o Alex Honnold en solo integral, que está totalmente fuera de orden. También está la apertura de vías como Pietro dal Prà… Creo que la escalada limpia va a ser más popular, porque hacer siempre lo mismo como en la escalada deportiva, es aburrido para todo el mundo. Por supuesto, es genial si puedes escalar 9b, pero hacer algo único y escalar la línea es algo posible en la escalada limpia y eso es una gran motivación, para mí y creo que también para los jóvenes.

Dices que siempre tienes nuevos proyectos, ¿cuáles son esos nuevos proyectos que tienes ahora?
Estoy trabajando en una nueva vía en el Ratikon… ¡pero siempre me caigo! Y no quiero poner el parabolt ahí, en las fisuras… Creo que lo mejor es gestionarlo de manera que haya un parabolt, después venga la fisura y después de nuevo parabolts. Escalar una vía dura en las que los parabolts están en plena fisura te permite colgarte y subir y bajar las veces que quieras… equipar algo así es como fast-food para mí. Porque lo único que quieres es hacer una vía dura y la quieres hacer de forma fácil. Es como escalada artificial: pones un parabolt cuando se hace duro, lo pruebas y luego lo escalas en libre… eso es estúpido, creo yo.

O sea, que lo próximo que vamos a oír de Beat Kammerlander, ¿va a ser una ruta sin apenas parabolts y con enormes alejes?
¡No, tampoco es eso! Sólo son cinco metros, y tienes que escalar en libre esos cinco metros. El segundo de la cordada tiene que sentir lo mismo que el primero… También hay mucha gente que rapela desde la reunión y prueba los movimientos, y luego no lo cuentan, son unos mentirosos.

¿Las mentiras en la escalada son más habituales hoy en día o han existido siempre igual?
La escalada es un espejo de la sociedad, o sea que todo es igual de posible… Pero creo que si eres un escalador fuerte, te conviertes en una buena persona, porque no puedes mentir sobre este tipo de cosas. Yo confío en gente como Dean Potter o Pietro dal Prà; sabes que lo que dicen lo hicieron así. De otros no sé…

También practicas escalada en hielo, ¿qué sensaciones te aporta?
La escalada en hielo es simplemente algo loco: escalar agua congelada, que se mueve… Pero si tienes experiencia, puedes moverte con bastante seguridad. También en el futuro habrá líneas de hielo peor y mucho más largas… puede llegar a ser muy caliente.

Porque tu experiencia en hielo, aunque menos conocida, es también importante…
Bueno, llevo escalando en hielo como doce años, quizás; he hecho algunos solos en hielo. Actualmente, escalo muchos días en hielo, quizás 60 días cada invierno. Tienes que entender que antes de hacer un solo en hielo, tienes que haber escalado muchísimo, para coger el feeling, saber leer el hielo y confiar en él.

¿Es más técnico que la escalada en roca?
No, no es más técnico para nada. En cuanto a los movimientos, no es tan técnica como la escalada en roca, pero sí en cuanto a los conocimientos que tienes que tener, porque si haces algo erróneo, el hielo puede colapsar. No se trata de golpear el hielo, sino de poner el piolet en el ángulo correcto...

Fuente: Desnivel

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post